La Gamificación en marketing

Si recordamos juegos como Farmville, Angry Birds o Candy Crush y su éxito, es fácil comprender que

Los juegos no son solo para niños ni la gamificación es solo para empresas cool  

 

Pero empecemos desde el principio…

¿Qué es exactamente la gamificación?

La gamificación consiste en implementar mecánicas jugables, así como conceptos y técnicas propias de los juegos, en otras áreas de actividad.

Por ejemplo, las recompensas, niveles, progresos, cuentas atrás, etc. Las posibilidades son infinitas. Y los formatos, también.

Linkedin utiliza una función en su sitio web: La fuerza de tu perfil de Linkedin con una barra de progreso:

Fuerza del perfil en linkedin

¿Quién no ha intentado tenerlo al máximo?

Los objetivos:

Como en toda estrategia, son las raíces en las se basará el tipo de gamificación que llevaremos a cabo. Una vez establecidos los objetivos:

Pirámide de los Elementos de Gamificatión, de Kevin Werbach
Pirámide de los elementos de gamificatión, de Kevin Werbach.

 

*Se lee de arriba a abajo

Las dinámicas

Es el concepto, la estructura implícita del desarrollo del juego (la historia, la narración). Están directamente relacionadas con los objetivos y los efectos, motivaciones y deseos que se pretenden despertar en el participante.

Las mecánicas

Son los procesos que empujan el desarrollo, es decir, las reglas, retos y recompensas que hacen que el juego sea desafiante, divertido o satisfactorio.

Los componentes

Son los elementos que hacen que se reconozca al juego como tal: avatares, escudos, puntos, colecciones, combates, rankings, niveles, equipos, bienes virtuales…

 

¿Cómo incluyo la gamificación en una campaña de marketing?

  • Entretenimiento: Contar historias mientras los usuarios interactuan con la propia historia. Aquí se puede incluir el marketing de contenidos, el storydoing, o el vídeo interactivo de lo que ya hemos hablado en otras ocasiones.
  • Retos: Los usuarios que se enfrentan a desafíos consiguen una sensación de logro que los mantiene comprometidos. Por eso, la mayoría de juegos tienen niveles de dificultad que nos proporcionan pequeños logros constantes. Para que los usuarios vuelvan, hay que diseñar metas a corto y largo plazo.
  • Recompensas: Según el nivel de dificultad para que se convierta en una gratificación para el usuario por su logro. Podrían ser de valor monetario, descuentos, información extra, sorteos, reconocimiento, etc.
  • Reconocimiento: Por ejemplo, las tablas de clasificación. Esto puede ser la mayor recompensa para los usuarios más sociables mientras además, nos ofrece información sobre clientes potenciales.
  • Comunidad: La interacción social es un componente clave de la gamificación. Los usuarios deben ser capaces de conectarse, compartir y llegar a otras personas.

Teniendo esto en cuenta, podemos incluir pequeñas estrategias de gamificación en cualquier tipo de web y actividad. Algunos ejemplos son:

  • Premios y recompensas por compartir en medios sociales.
  • Completar niveles y/o progresos (para generar engagement) antes de pedir un registro y/o formulario.
  • Cuentas atrás que generan urgencia.
  • Clasificaciones competitivas (tablas de clasificación).

 

El jugador

Podemos incluir unas estrategias u otras según el perfil del tipo de usuario (cliente potencial) que nos interese:

la mente del jugador

 

¿Te ha gustado?

¡Comenta y comparte!

 

Fuentes:

blog.marketo.com

Santiago Colomo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s